Publicidad cabecera

viernes, marzo 23, 2007

CUANDO NO SE HACEN LAS COSAS, SE PIENSA DEMASIADO EN ELLAS.

Una hermandad católica de Córdoba expulsa a dos costaleras, ¿razonamiento?: tienen menos fuerza y evitar rozamientos, ¿o no?.

Si es que no puede ser, está demostrado que la gente cuando no hace lo que tiene que hacer, a lo único que se dedica es a pensar en ello sin tregua. Y si no me creen, ahí tienen el ejemplo de la hermandad en cuestión. Después de que dos mujeres ejerzan como costaleras durante seis años, ahora han pensado en expulsarlas porque debajo del paso se pueden producir "rozamientos" y "posturas soeces". ¡Ah!, ya de paso también porque tienen menos fuerza. Llevan seis años haciéndolo pero ahora han descubierto que no pueden, que tienen menos fuerza (¡¿?!). Bueno hay que decir que la primera excusa, digo razonamiento, fue que se oponían el obispado de Córdoba y la Agrupación de Cofradías, luego lo de la fuerza, luego lo de los rozamientos, después las posturas soeces y ya mañana no les puedo decir, habrá que leer el periódico.

Ay, mentes calenturientas, a quien se le ocurre pensar en rozamientos llevando unas toneladas de peso encima tuyo, sino a vosotros autores de la canción "el meneíto". Fantasías tan extremas no denotan nada más que la necesidad que sufren algunas personas. Alma de cántaro a ver si además de darle amor a la Virgen lo repartes un poquito por ahí entre la prójima y el prójimo...nos iría a todo el mundo mucho mejor.

PD: Abrazos para la casi mitad de costaleros varones que han apoyado mediante un escrito la continuidad de sus compañeras. Y eso, a pesar de la sombra de las represarias.

1 comentario:

Libertad dijo...

Lo que dejan desde luego claro es que tienen una gran mente calenturienta, y si no de que...