Publicidad cabecera

lunes, enero 22, 2007

ESTUPIDEZ ADULTERADA POR EL ESTUDIO

Ya lo decían las gentes sabias que de donde no hay no se puede sacar, ya les pueden meter en liceos franceses, universidades inglesas, master en el extranjero. Nada. Todo se convierte en estupidez adulterada por el estudio.


José María Marco, léase fulanito de tal, es un personaje de tantos que yo no conocía hasta que esta mañana me llegó al correo una noticia de esas que supongo se trabajará exprimiéndose los sesos en Libertad Digital. El muchacho le pone empeño y lo mismo hasta la idea era buena, pero fíjate tanto para luego terminar con un un relleno de típicos tópicos infantiles sobre feministas castrahombres. Esto es lo que una vecina extremeña que yo tenía calificaría como engaña-muchachos y asusta-muchachos.

Esta agradable criatura ha hecho un artículo titulado "hombres amedrentados" en relación al libro "El varón castrado" de otro personaje al que no vamos a hacer publicidad, entre otras cosas porque no ha hecho méritos para ello. Cualquier grupo de chavalines y chavalinas en el patio de un colegio podrían sugerir argumentos más elaborados y maduros. Aunque, en confianza, estoy pensando en comprarme el libro, porque según uno de los pasajes que ahora pasaré a contar promete ser de lo más divertido.

Al parecer los personajes de esta historia se sienten amedrentados y castrados, respectivamente, y les genera una gran desconfianza, que a una cena de Estado organizada por la vicepresidenta del gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, con ocasión de la visita de la recién elegida presidenta de Chile, Michelle Bachelet, a Madrid, no asistieron acompañadas de un par de chavales, uno por cabeza, se entiende. Vamos, de una cena de Estado en la que sólo participan miembros del gobierno de ambos países a la castración en masa van dos pasos. Quizás para que semejante amenaza no planeara sobre sus cabezas deberían: la Vicepresidenta y Presidenta, haber sido acompañadas por sus tutores. Algo tal que así:

Fernández de la Vega (llamando por teléfono): Papa, que tengo una cena esta noche con una chavala que viene de Chile, parece que la han elegido Presidenta o no sé que. A ver si te puedes acercar y ya si eso le preguntas al marido de que va el tema. Ah, no, que parece que no está casada, bueno es igual ya se traerá a un hermano o algo.

Bachelet(llamando por el móvil): Carlos, oye mira, que me van a hacer una cena esta noche en Madrid y no tengo churri con el que ir, que a ver si te dejas caer aunque sea un rato. Venga, que te cuesta y ya mientras nosotras hablamos de la tontería esta de las relaciones internacionales vosotros hacéis corrillo en la mesa de los canapés.

Y toda esta tontería, por no empezar por el principio y decir que piensan que ambas personas son lesbianas. Pues vaya cosa. Y ellos que se dicen liberales radicales y que predican que el Estado no debe intervenir en nada, si gustan de entrometerse en la vida privada del resto del mundo. Y digo yo que si se siente amenazados por las lesbianas, si todo la gente nos sintieramos amenazadas por cada persona que no nos desea sexualmente, donde íbamos a terminar...

8 comentarios:

Julia Henríquez. dijo...

(y todos de pie, en gesto de ovación, gritaron)

Julia : ¡Bravo! ¡Bravo!

...como dice una contautora Costarricense (Guadalupe Urbina) "Más vale que mi horadez no se mide entre mis piernas se mide al revés..."

saludes.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Simone de Beauvoir dijo...

Muchas gracias por las fotos enviadas, querido anónimo o querida anónima. Pero no estaban enlazadas correctamente y además ocupabas un excesivo espacio, para el escaso interés despertado. ¿No habrás estudiado en un liceo francés?.

Voluntad dijo...

Habrá que escuchar a Guadalupe Urbina...

Clares dijo...

Bueno, creo que estamos ya bastante acostumbradas a estas cosas, aunque siempre parece que vuelven a tocarnos en algo. Y eso no es nada, que mira lo que pasa con lo del lenguaje sexista, que les mosquea un montón que se utilice un lenguaje no discriminatorio, y es porque saben que eso va a lo más hondo de sus privilegios. De todos modos, si se sienten amenazados por nada... pobrecitos. Somos malas, pero podríamos ser peores, así que contentos tenían que estar de que solo fuera ir a reuniones sin maromo al lado.

Ghana dijo...

En fin, que opinar al respecto? Al macho ibérico no hay cosa que más le joda (perdón por la palabra) que una mujer con poder. Y si encima esa mujer es presuntamente lesbiana... ni te cuento. Es que claro, a una mujer con poder siempre se la puede... tirar los trastos? (dicho finamente), pero a una mujer con poder y lesbiana... Eso está jodido.

Ah! Por cierto, también hay otra cosa que le jod.. al macho ibérico... un gay. Ay!!! Si ellos supieran y soltaran ese gay que llevan dentro... jeje!!!

En fin, que con tipejos a sí no merece calentarse más los cascos. La lástima es que tengan voz y repercusión.

Anónimo dijo...

Las feministas censuran las ideas que no son capaces de discutir.