Publicidad cabecera

martes, mayo 11, 2010

ELEMENTOS BÁSICOS DE UN LOCAL DE ENSAYO



Sin ser yo una experta decoradora de interiores, ni muchísimo menos, apelo al buen gusto y a la consideración.

Cuando era más joven, quería ser música. Aprendía a tocar la guitarra porque no tenía dinero para comprarme una batería, que era mi verdadera pasión, hasta que uno de mis cumpleaños llegó, mi chico entonces, con una batería de segunda mano.

A partir de aquel día, nadie me ha hecho un regalo que me haya hecho tanta ilusión. Todo han sido perfumes, pulseras, algún libro. Sin desmerecer el esfuerzo y la atención de quienes posteriormente me han brindado sus atenciones, debo decir que atesoro aquel momento con gran cariño.

Él era músico también, como una de mis mejores amigas por aquellos tiempos. Con estas circunstancias, pueden imaginar la cantidad de locales de ensayo que visité por aquella época. Fue entonces cuando descubrí, que un local donde ensaya un grupo requiere de unos elementos básicos y aparentemente imprencindibles: instrumentos, revistas musicales, cerveza, pedales de guitarras, una caja con un buen puñado de baquetas, ventilador o estufa (dependiendo del periodo estacional), toallas (sobre todo para quien toca la batería), un reguero sin fin de cosas esparcidas por todas partes y posters de mujeres desnudas.

La relación terminó de manera tan amistosa como impetuosa y no volví al local a por la batería nunca más. Tampoco volví a tocar instrumento alguno o a pisar ningún local de ensayo.

Hace poco tuve la ocasión de hacer una visita virtual al lugar donde ensayan algunos grupos de Madrid y me di cuenta de que nada había cambiado. Ahí seguían todos los elementos básicos del local de ensayo. Me han asaltado los mismos pensamientos que tenía entonces: ¿es necesario tener colgados postes de mujeres desnudas?. ¿La heterosexualidad tiene que estar reñida con el buen gusto?, ¿qué pretende demostrar quien los cuelga?, ¿no piensan en que cuando una mujer entra y los ve se siente incomodada?. Les voy a dar la respuesta de un hombre con una historia paralela.

Hace unos años, estaba sentada en mi puesto de trabajo cuando llegó otro compañero con un montón de calendarios de mujeres desnudas repartiendo a todo ser viviente del sexo masculino,. Todos aceptaron de buena gana la idea de colocarlo en sus despachos. Todos, excepto uno. Su respuesta fue contundente: ni un despacho de trabajo es un lugar adecuado y además es un gesto cutre y casposo. Lo dejó seco oiga.

A veces, una piensa que no todo está perdido.

8 comentarios:

Rocío dijo...

No sólo en los locales de música (bien sea de ensayo o no) se pueden encontrar ese tipo de imágenes. No hay que irse muy lejos, pues encontramos otro tipo de imágenes en las que oye, yo me siento atacada, y no son otro sitio mas que las tiendas de ropa: obligada a vestir de una forma, se me obliga de forma indirecta a seguir un patrón físico impuesto por unos cuantos hombres y algunas mujeres que "dirigen la moda". Y me paso hace unos días buscando unos vaqueros!!

O pitillo (talla 34..) o acampanados (pero de los que hubo al principio cuando se pusieron de moda -y oye, no me quito culpa, que yo también me los puse y los lucí de la mejor forma-) y preguntando a un chico que si había de los que yo buscaba me respondió amablemente que "ya no los traen".

Se me obliga directa e indirectamente a seguir una moda establecida para cuerpos femeninos delgados (por no decir raquíticos... -dejar claro que no tengo nada en contra de las delgadas, que dicen de mí que yo lo estoy-) y de la que no puedes salir; pero en vez de permitir la independencia, a nosotras se nos enmarca dentro de un estilo que o lo sigues o no cabes.

Atacada me siento porque no puedo ser yo, sino que tengo que ser como me dicen... Si esto es libertad, que baje quién esté arriba y que lo vea...

Expediente X dijo...

Será que todo lo que veo,
por estos lares,
lo relaciono con ese curso
que estamos haciendo,
más que la entrada,
el comentario de Rocío,
en fin seguimos en contacto,
o en curso jeje!!! >_-

Rocío dijo...

ya me has dejado con la intriga, Expediente X: ¿qué curso estáis haciendo?

Un saludo,

Rocío

Voluntad dijo...

Expediente X, lo que pasa, es que los cursos, si se asimilan bien, sirven para eso, para ver las cosas con el filtro violeta.

Hola Rocío, Expediente X se refiere al último curso de Agente de Igualdad de Oportunidades.

La delirante dijo...

Por desgracia quedan muchos gestos cutres y casposos. Sigo escuchando chorradas sobre las relaciones entre las mujeres, sobre las custodias compartidas, sobre la economia resuelta con el cierre de no se que ministerio... como si los funcionarios tambien pudiesen cerrarse... en fin...
Lo bonito es que el señor que te regaló la batería, el señor crítico con los gestos cutres y casposos, y algunos otros hombres que conozco, están en mi vida, están en nuestras vidas...

Arianne dijo...

He leio este articulo dos veces, ya que me ha llamado dos veces la atención en distintas ocasiones, y no termino de enamorarme de él, es tan sencillo y expresa casi con mis mismas palabras lo que yo hubiera dicho, o escrito, también suelo escribir breves ensayos o simplemente escritos donde manejo este tipo de conceptos, sin más me encantó, expresa en totalidad el mensaje. Felicidades a la autora del mismo.

LRM dijo...

Dichas parafernalias en centros de trabajo son calificados como acoso sexual ambiental, Art. 7 de la LOIEMH.

Un saludo sórico

Mª Angeles

Voluntad dijo...

Hola Mª Ángeles, muchas gracias por el apunte.

Un abrazo.