Publicidad cabecera

jueves, abril 30, 2009

MIRAR EL DEDO CUANDO SE SEÑALA LA LUNA

Sin querer ofender a nadie, pero el dicho ya anuncia que cuando la persona inteligente mira la luna el necio mira fijamente el dedo que la señala.

Al ser humano le encantan los sensacionalismos, no va más allá. Es menos complejo quedarse en la superficie que bucear en el interior de las cosas y descubrir, probablemente, cosas demasiado incómodas.

Hace meses cuando vi Slumdog Millionaire me pareció una película muy interesante. No sólo tenía un contenido fuertemente crítico hacia la sociedad india, sino que además su formato podía llegar perfectamente al gran público, cosa que no suele suceder con las películas que normalmente tratan temas sociales. Otro punto realmente sugestivo de la película se produjo cuando empezó a tener una gran acogida entre el público mayoritario. Entonces, al parecer, nos encontrábamos ante una película de marcado carácter de denuncia de la situación de millones personas de las capas más desfavorecidas de la India, con especial vulnerabilidad en el sector infantil y más concretamente de las niñas, obligadas a la esclavitud sexual. Todo un alarde de sensibilización en la situación de pobreza que se encuentra gran parte de la población de este planeta que parecía haber captado, repentinamente, la atención y preocupación de personas de todo el planeta.

Sin embargo, vengo observando en las últimas semana noticias sensacionalistas sobre los niños y niña que protagonizaron la película: que si no van al colegio, que si del dinero de la taquilla no van a ver nada, que ahora viven en casas con ratas, inundadas.... y un sin fin de noticias en las que la prensa se centra en la situación personal de una niña y dos niños, llevando al terreno de lo individual lo social. Pareciera que si conseguimos que las tres criaturas protagonistas nadaran en oro, eso cambiaría la vida del resto de niñas y niños de la India y de otros países del mundo.Los medios de comunicación no se han parado tanto a investigar o sensibilizar, a raíz del contenido de la película, la situación de países como la India, sino que nos hemos perdido en sensacionalismos. Miramos el dedo que señala en vez de mirar la luna.

viernes, abril 24, 2009

BOLETÍN EL SEGUNDO SEXO


viernes, abril 03, 2009

LA MUJER EN EL MANGA Y EL ANIME

Hace unos días La Crisma de Simón el Mago, un miembro de nuestra asociación, publicó en su blog un artículo que tanto por el contenido, como por lo poco explorado del tema, al menos en estos términos, nos pareció muy oportuno pedirle que nos dejara publicar hoy.

Ser friqui, y además otaku (o sea fan, de la animación y los cómics japoneses, o el anime y los mangas, para los no entendidos) y al mismo tiempo, ser una persona de ideología progresista (es decir que pienso que muchos rasgos de la sociedad actual la hacen injusta para todos, y que hay que cambiarlo ya sea por la reforma pacifica, activista y socio política o por la revolución) a veces es duro. Ver como ciertas formas de pensar y actuar que quedan plasmadas en mis aficiones favoritas, son opuestas a mis ideas políticas y personales me deja en unas cuantas contradicción.Una de las más notables, y que aprovecharé para hacer un análisis, es el papel, o el rol, o la representación de las mujeres (o de las representaciones de la mujer) en el manganime. Puesto que el grueso de la labor del guión y argumento surge de manos japonesas (mientras que hoy día la animación en si corre a manos coreanas) hay que admitir que la sociedad japonesa es patriarcal, machista y fuertemente reaccionaria y conservadora en los puntos tocantes al papel de la mujer en sociedad. De ahí que parte de esos prejuicios se trasladen a los mangas y los animes. Siendo justos hay que señalar que el anime y el manga tienen en general una estética y un lenguaje parecidos, pero una gran variedad temática. Desde las aventuras, las historias amorosas, las competiciones deportivas y así. Es de la manera en que los diferentes géneros tratan a sus personajes femeninos de donde se pueden sacar mayores conclusiones, porque cada serie es mas difícil de analizar.

Así en los géneros más mayoritarios destinados para los mas jóvenes, el shonen de aventuras para chicos y el shojo de chicas mágicas para chicas vemos a veces grupos de jóvenes que combaten seres peligrosos y extraños, pero que aun con esas coincidencias pelean de formas diferentes. Los grupos masculinos del shonen suelen combatir usando violencia directa, o armas; es decir un combate mas directo, e incluso pelas de tipo mágico suelen tener un fuerte aspecto épico; mientras los combates de las “chicas” mágicas (o de incluso otras chicas, dentro del género Shonen de aventuras) suelen ser mas dramáticos, pero sin violencia directa, ni muestras de violencia; si esto es por auto censura o por extra sentimentalismo es por caso a caso, y ademas suele ser habitual que la victoria sea ayuda de entidades o individuos aliados (contra que los campeones masculinos obtiene casi siempre esas fuerzas de sus capacidades naturales y propias). La imagen de la chica indefensa también es muy habitual, siempre siendo el centro de las atenciones enfrentadas de terceros, y casi nunca una parte activa; ya sea en peleas, conflictos de intereses, relaciones entre otros personajes, y así. Con le tiempo han aparecido notables excepciones, sobre todo en las versiones mas extremas del Shonen donde vemos personajes femeninos más fuertes que sus compañeros masculinos empiezan a aparecer: de la serie Black Lagoon, está Revy “Dos Manos” (junto con una plétora de personajes femeninos duros y fuertes, aunque valdría señalar su poca progresistas acciones) y un comedido y más intelectual protagonista masculino, Rock; también el grueso de los personajes femeninos cargan en Witch Blade, incluyendo que la protagonista es una madre soltera. No cuento en esta lista a Rina Inverse, de la serie Slayers, porque es de unas novelas, pero también es un ejemplo a tener en cuenta.

Sin embargo de todos los géneros del manganime, tal vez el que más injusto y escatológico (en muchos sentidos y de forma literal) con las mujeres son el Hentai y el Ecchi (El pornográfico y el erótico, respectivamente) donde se dan forma a las obsesiones sexuales y se desbloquean gran parte de los tabúes de los japoneses. En ellas la mujer es sometida, como parte de la totalidad de los actos sexuales, y si es obligada y por la fuerza mejor. Incluso las figuras femeninas fuertes se “masculinizan” adquiriendo incluso atributos masculinos. El tipo de actos sexuales al que las mujeres son sometidas (nunca mejor dicho) no puede ni compararse a los que son sometidos los personajes masculinos (Solo hay que comprobar que al palabra mas relacionada con el hentai a parte de “pechos”, es “tentáculos”). Hay solo un par de casos donde es por lo menos más correcto (La serie corta Darling y un par mas).

Pero dejo para el final la esperanza, hay series que me gustan mucho, mis favoritas sin duda; dos son absolutas. Una es One Piece, serie que merece un análisis pormenorizado cualquier día de estos desde este blog, y otra es Inuyasha (a destacar también por su autora Rumiko Takahashi). Y son re- marcables, no ya por la importancia de una o varias mujeres, si no por la paridad de importancia en las tramas que gozan personajes de ambos géneros. Por un lado en One Piece, el grupo de piratas protagonista está formado (no en igual número lo admito) que comparten con sus compañeros las labores y las historias, la dureza de las peleas y un aprecio por parte de su autor, que hacen de los dos personajes femeninos del grupo protagonista (Nico Robin, la espía arqueóloga y Nami la ladrona navegante) notables en el grupo, pero además a lo largo de la serie; antagonistas, secundarias y extras, muestran una gran diversidad y color en la serie; diversidad porque cada una tiene unas rasgos y atributos físicos muy diferentes, junto con su caracterización. Por otro lado Inuyasha es una serie compuesta por una mujer; Rumiko Takahashi, que triunfa con géneros normalmente no escritos por mujeres desde hace más de 30 años, ganando un lugar en siento de los grandes autores de cómics, ya sea en el manga japonés o a nivel global. En el caso concreto de Inuyasha aunque el nombre sea el del protagonista masculino, es una obra coral, con unos personajes femeninos tan importantes en las tramas, o más en ocasiones. El grupo protagonista Sí es paritario en este caso, con personajes masculinos y femeninos desarrollados, que ademas salen de roles de sexo siendo por tanto mas personajes que estereotipos

miércoles, abril 01, 2009

SE ACABARON LAS LÁGRIMAS




Sin duda es un reto para toda la sociedad la erradicación de la violencia de género, haciendo especial hincapie en las generaciones jóvenes. Con esta idea ha nacido la colaboración de Huecco y Hanna con la Fundación Mujeres. Bajo el lema "Nos duele a todas. Nos duele a todos" ambos artistas aparecen en el videoclip acompañados por representantes de la vida social y política española. Desde la Ministra de Igualdad Bibiana Aído y el Delegado para la Violencia de Género Miguel Lorente a escritoras como Carmen Posadas; periodistas como Juan Ramón Lucas, Susana Griso , Angels Barcelò, Pepa Bueno, Ana Pastor, Mamen Mendizábal, Iñaki Gabilondo e Hilario Pino; gente del espectáculo como el humorista José Mota, las presentadoras Sandra Ibarra y Anne Igartiburu, los actores Pilar Bardem, Juanjo Puigcorbé, Antonia Sanjuán y Vanesa Romero.

Participan también, la jueza María Tardón (especializada en violencia de género) y el jugador de baloncesto Juan Carlos Navarro, así como los cantantes Diana Navarro, Kutxi Romero (de Marea), Rulo (de La Fuga) y Leo (de Stravaganzza).

Personalmente me gusta esta iniciativa con mensaje optimista y que implica a la población más joven, a la que a veces se olvida en este tipo de campañas.

AMEN