Publicidad cabecera

miércoles, agosto 12, 2009

¿Qué opina la tía-abuela de la amiga de tu primo el del pueblo?

A parte de leer las noticias, siempre le presto mucha atención a lo que quienes las leen opinan de ellas o como algunos/as periodistas las enfocan. Hago esto, porque me parece que de ahí puede hacerse un sondeo de las tendencias del pensamiento de la sociedad en la que vivimos.

Ayer, veíamos en las noticias de todos los medios a la Secretaria de Estado de EE.UU. , Hillary Clinton, contestar con contundencia a un estudiante que le preguntaba sobre la opinión que le merecía a su marido, un acuerdo comercial del Congo con China. Al parecer, todo se debió a un error de traducción y en realidad el ciudadano congolés le estaba preguntando sobre la opinión del Presidente de Estados Unidos, Barak Obama. Sin embargo, no deja de ser interesante ver como ha sido tratada esta noticia en los medios de comunicación, porque el "gazapo" no ha estado muy lejos de la realidad. Durante su gira a diferentes países africanos, multitud de periodistas han tomado como deporte hacer preguntas sobre su marido. En el trato de esta noticia se habla incluso de pérdida de papeles, a lo que a todas luces es una respuesta contundente a una pregunta formulada fuera de lugar. Pero es más, algún medio de comunicación, como el Diario de Córdoba, incide en esta posición de minimizar a una mujer que es nada más que Secretaria de Estado de uno de los países más influyentes del mundo en estos momentos. ¿Cómo?. Pues sugiriendo que la preocupación principal de una persona que está ejerciendo la representación de su país en el exterior , es si su marido está celebrando su cumpleaños en Las Vegas.

Con la mentalidad que rezuma comentarios como estos, no veo porque otro titular que ha acaparado los periódicos estos días, en los que un hombre de kenya hacía una oferta a Hillary Clinton, de 40 cabras y 20 vacas a forma de dote para casarse con su hija, se ha comentado en tono socarrón. Ofrecer 40 cabras y 20 cabras no es muy diferente a ir a un club y comprar el cuerpo de una mujer por X euros.

martes, agosto 11, 2009

DESCARADO



Aunque soy una persona de izquierdas, o quizás precisamente porque lo soy, sufro de ataques de bochorno, y en casos como el que presentamos hoy, hasta de animadversión por algunos personajes que presentándose bajo las siglas de partidos de izquierda por lo ilimitado de su descaro.

Dice el diccionario que descarado es una persona que habla u obra con desvergüenza, sin pudor ni respeto humano. Aunque en España utilizamos más la palabra para quedarnos en la primera acepción, quisiera retomarla en su sentido completo para abordar de manera sutil y diplomática la opinión que me sugiere Daniel Ortega, Presidente de Nicaragua. Lo que me sugería en su día, tras la prohibición total del aborto y lo que me sugiere en estos momentos tras haber leído el infome de Amnistía Internacional.

Que el debate sobre el aborto no se trata a fin de cuentas, más que una discusión entre quienes pensamos que las mujeres somos sujetos de derecho y quienes no, no lo duda nadie que tenga dos dedos de frente y se pregunte como es que quienes son contrarios al aborto hablan de defensa de la vida y en ella no incluyen la de las mujeres que ya son, sin ninguna duda, vida.

El nuevo código penal del 2008 aprobado en Nicaragua introduce sanciones penales para profesionales de la salud que incluso, traten a mujeres para salvar su vida, si esto, pone en peligro la vida del feto. Es decir, que se establece un orden jerárquico, en el que por ley la vida de un ser que no ha nacido aun, se antepone a la de una mujer.

De mi visita a Nicaragua corroboro los datos de Amnistia Internacional, si tienen un mínimo de sensibilidad, prepárense para sentir una sensación a medio camino entre la vergüenza ajena y el horror.

  • El 50% de los casos de violación son menores de 18 años.
  • 1,247 % de niñas fueron víctimas de violación y/o incesto.
  • 16% de ellas resultaron embarazadas.
  • 87%de las víctimas resultaron embarazadas a causa de la violación o incesto eran niñas entre 10 y 14 años.

Con un marco semejante para las menores, imagínense en el que se encontrarán la mayores de edad, en pleno siglo XXI el gobierno de Daniel Ortega, me resisto a llamarlo sandinista, deroga el aborto terapeutico. Los primeros datos que relatan el drama que ha causado esta ley pueden leerse en el citado informe de AI, y se traducen en más muertes de madres por complicaciones en el embarazo, una subida del 16% de muertes por abortos inseguros y la aparición de un fenómeno profundamente preocupante;el suicidio con veneno de muchas adolescentes embarazadas.

Como ya me pronuncié al respecto en su momento sobre este asunto, subrayar nuevamente que es comprensible que a veces desde la izquierda no podamos avanzar con toda la rapidez que seria deseable, especialmente cuando no existen mayorías políticas o sociales, pero de este punto a llegar al poder para derogar leyes como el derecho al aborto terapéutico aprobado en Nicaragua en el 1879, ya decir que eres un descarado, quizás sea quedarse corta.