Publicidad cabecera

domingo, octubre 25, 2009

MATAR A LA MENSAJERA

Sea ésta, la última parte lo que iba a convertirse en una entrada en dos partes y ha terminado dando para una trilogía.

De cualquier manual de comunicación, siempre queda la conclusión de que el titular debe resumir con un sólo concepto el texto que representa. Por esta regla de tres, la verdad es que podíamos haber titulado de muchas formas esta entrada. Por ejemplo "...y parió la abuela", o algunos varios, utilizando siempre el término central feminista: "feminista: con perdón", "feminista pero sin pasarse" o "feminista de pacotilla". Los dos primeros por las respuestas de algunas personas progresistas a la ya comentada intervención tanto del Presidente del PP, como de su espectro político a lo acontecido durante la presentación de los PGE y la Ministra de Economía. La última es por lo que una diputada del PP, Cristina Cifuentes, nos llama en su blog.

Sobre Cristina Cifuentes no tengo nada que decir, que no haya dicho en las dos entradas anteriores. Estaría bueno que vinieran a darnos lecciones de igualdad quienes nunca la han fomentado ni reivindicado.

Con respecto, tanto a los dos primeros titulares, como el que finalmente hemos elegido viene a colación por las innumerables entradas en diferentes blogs de personas progresista o supuestamente progresista, sobre el tema en cuestión. En uno he llegado a leer un clásico del manual del machismo. La aseveración que hace una compañera progresista, a propósito de la respuesta de las mujeres del PP, es que, esto confirma su teoría sobre que las mujeres somos más machistas que los hombres. Teoría esta muy extendida...

Comenzando por la la base de que esta calificación de por sí, ya es machista, me gustaría analizarla más detenidamente.

Mi análisis parte de la pregunta si es posible que una mujer sea más machista que un hombre. Es decir, como se mide el machismo de una persona y si es posible que dentro de esa medida, que podría tener como máximo exponente la misoginia, una mujer que fuera por ejemplo, misógina en su mayor graduación, fuera más misógina que un hombre que también lo fuera.

Me parece que algunas personas de manera intencionada y otras desde la fluidez que da la interiorización cultural que nos corre por las venas y sin haber reflexionado lo suficiente, acaban matando a la mensajera en lugar de a quien envió el mensaje.

Si todavía no lo ven claro, más sencillo todavía: es más explotador/a un esquirol/a o un empresario/a que mantiene a trabajadores/as en una condiciones inhumanas.

Tampoco perdamos de vista que fueron y son mujeres (feministas) quienes consiguieron los avances que podemos disfrutar hoy otras mujeres y recordemos también quien creó el patriarcado. Tengamos memoria histórica para no caer en aseveraciones tan graves, como absurdas.

De todo esto, lo que podríamos decir es que, emotivamente, nos parece más triste que una mujer pueda ser machista, porque no nos parece lógico, pero nada más. Esto no es una cuestión de sexo, es una cuestión humana y lo vemos claramente en la falta de solidaridad del ser humano con sus propios congéneres.

Por otra parte, observo la gran labor de descrédito que han conseguido los detractores del feminismo, incluso algunas compañera progresistas cuando hablan de una situación de estas características, terminan casi pidiendo perdón, como con el temor de que se piense que exigir respeto e igualdad fuera un agravio contra alguien.

Pues miren, yo no voy a pedir perdón he crecido, a pesar del entorno, pensando que tengo los mismos derechos, que cualquier otro ser humano del sexo o raza que sea, puesto que tengo las mismas obligaciones y en algunos casos más. En este convencimiento no he matado, ni agredido a nadie, ni he solicitado la disminución de los derechos de otros seres humanos. Ni siquiera me he comido a nadie, bueno al menos, literalmente hablando...

3 comentarios:

apokalipka dijo...

gente grande, que ademas tiene en sus manos los designios de un pais.

pero, eso si, cuando les tocan el negocio a ellos, ahi flamean estoicamente la bandera de la libertad, igualdad y fraternidad.

en fin, como dijo serrat, ha de haber gente para todo.

------

no tengo canas, es una remera lo que tengo en la cabeza.
snif, snif.

te dejo tarea por si te interesa: hace un par de semanas, kadafhi, - presidente de libia, dictador desde hace 40 años y asesino, claro esta - dijo haber descubierto que la mujer es un ser humano.

sin comentarios.

un abrazo argentino.

Voluntad dijo...

Apokalipka gracias por sugerir el tema. Si aun conservas la noticia, te agradecería que me enviaras el enlace. Adelantaré al respecto, que los medios manipulan muchas veces las declaraciones que se realizan. Hace unos meses escuché en un telediario, con indignación, que Gadafhi había dicho que las mujeres eran como muebles en el mundo árabe. Busque más información en internet y al ver la noticia ampliada descubrí que se trataba de una declaración sacada de contexto y que precisamente lo que decía con estas palabras es que la situación de la mujer en el mundo árabe era indigna y que llamaba a la revolución para su liberación. Dejo el enlace aquí http://www.elpais.com/articulo/internacional/Gaddafi/mujer/mundo/islamico/mueble/elpepiint/20090613elpepiint_5/Tes
Abrazos.

apokalipka dijo...

ay, ay, ay, que complicado. raro es que khadafi defienda los derechos de la mujer siendo el mismo musulman ortodoxo, con todo lo que eso implica.

que el rol de la mujer en el mundo islamico es recalcitrante, no es novedad. es mas, debe ser de lo peorcito a lo largo y ancho del globo.

que extraño sortilegio abra abierto los ojos a este señor, sera el principio de un cambio?

desafortunadamente el link no lo tengo pero lei lo que me dejaste y creo que era la misma noticia solo que recojido por un medio de aca.

cada dia que pasa me gusta mas este blog.

saludos.