Publicidad cabecera

domingo, diciembre 06, 2009

Legalizar la prostitución no es progresista


20 comentarios:

Rocío dijo...

No tiene que ver con el post subido, pero creo conveniente escribir las siguientes palabras:

J.R.Z., eres la primera en este año que acaba de llegar. Que tu muerte no sea en vano en la lucha que hacemos día a día para que las que están como estuviste tú no sigan tu camino. Descansa en paz.

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!

Anónimo dijo...

AnónimA dijo...
En nombre de todas las mujeres que exigimos nuestra libertad de decidir sobre nuestro propio cuerpo, sin opiniones y juicios moralistas siempre con el mismo punto de vista: la memoria de unos muertos que no existen.
Rocío llega a poner hasta iniciales, es increible.
Libertad para las mujeres.

Ana Carolina dijo...

Creo que el comentario de Rocío y todos los de ese tono están fuera de lugar en un blog que se llama "Asociación Simone de Beauvoir". Tendrías que saber primero cuál es la postura de Beauvoir.
De www.mujeresenred.net.
Ana de Miguel escribe un artículo interesantísimo en esta web, donde habla de la postura de Simone sobre el aborto. Yo traslado aquí la última parte del mismo.
"Muchas veces he oído que El Segundo sexo es un libro difícil de leer y no estoy de acuerdo. Es cierto que algunos capítulos pueden exigir formación filosófica pero la mayor parte de esos cientos de páginas son amenas, claras y a menudo emocionantes. Un ejemplo: el capítulo titulado Maternidad. En plena coherencia con su concepto de ser humano como “proyecto de vida” comienza por analizar los casos en que la maternidad no es sino imposición y destino. Comienza entonces por el tema del aborto en la Francia que sale de la segunda guerra mundial. Guerra en la que habían muerto cientos de millones de personas, pero en que abortar era un gran pecado. Estas páginas son realmente dramáticas y nos dicen mucho del compromiso de Simona de Beauvoir con todas las mujeres y sus enormes dificultades en la vida real, no precisamente profesoras de filosofía. A continuación aborda desde muy diferentes ángulos la relación madres-hijas y puedo asegurar que la agudeza con que disecciona la complejidad de las relaciones es para disfrutar. Explica desde mil detalles distintos el descalabro que la búsqueda de realización personal a través de los otros imprime en las relaciones entre madres e hijos. Simone eligió no tener hijos y pensaba que la planificación de la maternidad era una condición necesaria de la emancipación femenina. ¿qué significado tiene para ella la maternidad? La maternidad es una elección que encuentra su sentido dentro de un proyecto de vida determinado, nunca puede ser un proyecto de vida por sí mismo."

Rocío dijo...

Cero que me he perdido en algún momento... :S

Estimadas Anónima y Ana Carolina, ¿desde cuándo recordar a la primera mujer asesinada por un hombre que la creía de su propiedad tiene que ver con que si es lícito o no el aborto?

No tengo otro medio más oportuno que un blog dedicado a una gran feminista como De Beauvoir (que deseaba la emancipación y liberación de la mujer del yugo masculino y patriarcal) para dedicarle esas palabras que escribí.

No puse su nombre completo porque el día que leí la noticia no lo ponía y hacerlo supone fijar la vista única y exclusivamente en ella; y en quien habría que clavar la mirada es en el insensato, mejor dicho, en el asesino que le quitó la vida simplemente por que ella decidió que no era posible seguir conviviendo con él.

Lamento si di a entender, por estar en el post "legalizar la prostitución no es progresista", que mis palabras fuesen en contra del aborto; que por otra parte sigo sin entender la relación que se le ha hecho.

Un saludo cordial,

Rocío

MarioJPC dijo...

Cambiando de tema, lamentándolo mucho, un interesante artículo y otra triste noticia.
http://blogs.publico.es/dominiopublico/1771/un-crimen-contra-el-patriarcado/

Rocío dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rocío dijo...

Quisiera pediros un poco de ayuda: ¿cómo hacerle ver y entender (sobre todo entender) a una persona que el feminismo no es la idea de supremacía de la mujer sobre el hombre y que eso se denomina hembrismo?

Ayer me contaron lo que acabo de vivir ahora mismo: ese desconocimiento, esa crítica a una corriente que se considera que quiere poner al hombre por debajo de la mujer...

¿Cómo hacer ver y entender que eso no es feminismo? Me duele la cabeza de ver tanto rechazo, tanto escepticismo, tanto descrédito hacia una idea/pensamiento/línea teórica... de repetir siempre los mismos argumentos, de intentar no convencer, sino hacer entender... Menudo pesimismo tengo ahora mismo...

Voluntad dijo...

Hola Rocio. Dice el refrán, que no hay peor ciego que el que no quiere ver. Para convencer de algo a una persona, tiene que existir cierta predisposición al diálogo y el entendimiento, sino es una misión imposible. Sin renunciar a intentar sensibilizar sobre lo que realmente es el feminismo, y hacer entender que con la igualdad entre mujeres y hombres ganamos todos/as, también hay que tener claro que el patriarcado, como cualquier orden social, opone una fuerte resistencia al cambio. A algunas de las personas que se encuentran cómodas y que gozan de privilegios en un sistema social machista, por mucho que se lo expliques, no les va a interesar. Sin embargo, habrá otras personas que antepondrán los valores de solidaridad, justicia social e interés general. Cuanto más trabajemos en acercarnos a la igualdad, las personas más reaccionarias también mostrarán más su lado intransigente. En definitiva, cuando hay intereses y privilegios de por medio, no a todas las personas les importa las bondades de una filosofía, por muy humanista y justa que sea. Esto no debe nada más que darnos la claridad suficiente, para seguir luchando por un mundo más justo y equitativo.
Un abrazo y ánimo, los días pesimistas pasan, pero la firmeza de lo que se sabe que es justo no.

MarioJPC dijo...

http://www.publico.es/espana/290586/machismo/medicina/tradicional
Jo parece que siempre cambio de tema...

Voluntad dijo...

Si el cambio, como es el caso es tan interesantes, está más que justificado. Gracias guapetón.

Rocío dijo...

De los comentarios que he leído me he quedado asombrada con este "No será por lo que respecta a sus genitales, que las mujeres tienen especialidad para ellas solas, mientras nosotros tenemos que compartir especialista con las enfermedades de riñón y urinarias."

Es en tono de pregunta, por lo que entiendo, pero me ha dejado loca... Esa persona no debe conocer su propio organismo para decir tal burrada como argumento...

Voluntad, ¿cómo quieres que no me deprima después de leer (además de este absurdo argumento...) cosas como las que hay escritas debajo de la noticia? Ponle entonación de tristeza e incertidumbre, que se entenderá mejor la pregunta ^^

una lectora dijo...

http://sites.google.com/site/sdbconference2010/

apokalipka dijo...

hola, mi estimadisima voluntad. gracias por tus palabras, especialmente ahora que estoy volviendo lentamente de una larga enfermedad. un abrazo para ti y no abandones la lucha.

tatiana dijo...

Hola!!!
Buen día mi nombre es Tatiana soy administradora de un directorio de webs y blogs, estuve visitando tu página y
me parece muy interesante, me gustaría contar con ella en mi directorio, si así lo deseas no dudes en escribirme
tajuanchita@gmail.com
Un beso. Saludos.

Expediente X dijo...

Quisiera compartir,
mis de tres años de blog,
por las veces que pasastes,
y espero que muchas más,
un abrazo y besos >_-

Expediente X dijo...

GRACIAS, VOLUNTAD,
POR PASARTE EN LA CELEBRACIÓN
DE 3 AÑOS DE TAL VEZ UN BLOG MÁS...

Carla dijo...

No lo tengo del todo claro. La prostitución desgraciadamente implica en la mayor parte de las ocasiones el sometimiento de una persona a otra. Pero no se si esto se debe precisamente a que al tratarse de una actividad ilegal, marginal, lejos de calquier tipo de control. No creo que el sexo de por si sea una actividad que deba suponer el sometimiento de una persona a otra, sino todo lo contrario. El sexo es solo sexo, y depende de quienes lo practiquen, sus creencias, sus capacidades, su forma de relacionarse con los demás, sus problemas sicológicos, puede ser algo sublime o algo absolutamente denigrante.

Pero esto también ha ocurrido antes en otras profesiones, recoger algoón o limpiar retretes no son profesiones denigrantes, si quienes las ejercen, no son sometidas y denigradas por sus "contratadores". Para acabar con la esclavitud no había que acabar con los cultivos de algodón, solo había que acabar con la esclavitud. Ya se que el ejemplo no es lo mismo, pero el sexo de por si no es nada malo. Lo que es mala es la esclavitud que se ejerce en la prostitución.

De todas formas no lo tengo muy claro.

www.lasbolaschinas.com
Carla

Voluntad dijo...

Hola Carla, encantadas/os de conocer tu página sobre las bolas chinas. Dicho esto, la prostitución no es comparable con la recogida de algodón o el limpiar retretes. Por cierto, esto último prefiero conceptualizarlo como limpiador/a, ya que limpiadores/as de retretes en exclusiva y como tal creo que no existen y suena algo despectivo. En cualquier caso, tanto la recogida de algodón, como el trabajo en la limpieza, por limitarme a los ejemplos que propones, son actividades absolutamente dignas. Y los son porque no denigran, ni a quienes realizan el trabajo, ni a quienes beneficia el mismo. Te voy a mostrar una difrencia entre realizar estos trabajos y la prostitución. Si a un trabajador/a que recolecta algodón o limpia unas oficinas, alguien le insulta, le menosprecia públicamente o le agrede de alguna manera, esto es denunciable y está visto mal socialmente. Ahora bien, si una prostituta recibe cualquier tipo del maltrato físico o verbal, en el caso de legalizarse la prostitución, esto no sería denunciable. ¿Por qué?. Porque
quienes utilizan la prostitución no buscan sexo, buscan relaciones desiguales. Hay cientos de estudios para quienes quieran reflexionar sobre este tema y desde luego no en vano quienes han ejercido la prostitución sufren traumas psicológicos. En la psicología hay un concepto que conocemos como espacio íntimo, es la distancia de cortesía que guardamos todas las personas cuando nos encontramos junto a otras, si alguien lo sobrepasa nos sentimos invadidos/as nos incomoda y nos desagrada. Se imagina usted, si una cosa tan insignificante nos afecta psicológicamente, como nos debe repercutir las relaciones no deseadas, con personas no deseadas.

El sexo consentido no significa, en principio, el sometimiento de una persona a otra, esto es un planteamiento básico para cualquier persona sana mentalmente. En el caso de la prostitución sí significa un sometimiento: quien paga manda. Creo que esto lo tenemos claro todo el mundo. Y tenemos claro que utilizar la prostitución, no es ir a dar un trato respetuoso a la persona que vamos a utilizar. Yo te haría otro planteamiento: Para acabar con la esclavitud que supone la prostitución no hay que acabar con el sexo, que es maravilloso, hay que acabar con las relaciones desiguales.

Anónimo dijo...

Work out ferments the humors, casts them into their proper channels, throws off redundancies, and helps species in those confidential distributions, without which the association cannot subsist in its vigor, nor the typification act with cheerfulness.