Publicidad cabecera

viernes, julio 24, 2009

TRAE PA´CA MIS DERECHOS Y LLÁMAME FEA

Hace una semana un blog publicó una noticia que bajo el título "Puta por gusto" en el que frivolizaba vergonzosamente el drama general de la prostitución, queriendo presentar una excepción como la norma. Desde luego, viendo el resto del blog no era de extrañar. Más preocupante había sido su publicanción anterior en el diario El Mundo, eso sí, con un título más políticamente correcto "Prostituta por gusto" pero igual de abochornante. El bochorno más que por el artículo en si, viene dado por la intencionalidad que existe detrás de su publicación.

No voy a exponer hoy mi opinión acerca de la prostitución. Ya he manifestado en otras entradas mi postura abolicionista: Legalizar la prostitución no es progresista o Los reportajes de El País. La reflexión que quería hacer hoy, versa en torno a la participación que realicé en el citado blog para dar mi opinión, junto con otras personas que piensan que la prostitución es una explotación, una manera de esclavitud y por supuesto una forma de violencia contra las mujeres.

Me he decidido a realizar esta meditación, no tanto por el hecho en sí, que no tuvo la mínima importancia, sino por lo extrapolable de los comportamientos de algunas personas en relación a quienes manifestamos nuestro derecho a la igualdad.

En primer lugar una observa lo poco que la persona ha pensando sobre el tema en cuestión, la falta de fundamentación de lo que habla, el uso de tópicos sin rubor y que todo esto es directamente proporcional al fanatismo con el que expresa sus insultos, digo, sus opiniones.

En una selección de los mejores momentos de esta y otras conversaciones similares, puedo reducir que las razones de estos sujetos sobre los temas que se debaten son...ningunas. Ah, no perdón, sí, las razones son: las feministas sois unas viejas, feas y lesbianas. No se crean que cuando alguien, cuya inteligencia no fue repartida por el Altísimo el día que nacía la criatura de marras, me cabrea o me inquieta. Simplemente frunzo el ceño en tono pensativo y espeto: ves, ese es tu problema, piensas que las mujeres somos simples objetos sexuales. Por eso, se ha tipificado el tópico, vieja, fea y lesbiana, entre elementos de mucha cabeza y poco contenido. Estos adjetivos calificativos se traducen entre esta fauna como que una mujer no sirva para lo único que concibe esa neurona que pasea ampliamente por lo que parece constituir un cerebro humano, debe ser una gran ofensa.

Es decir, no se puede utilizar para el sexo porque o es vieja para ello o fea o lesbiana y por tanto, piensan dentro de su estrechez mental que nosotras nos valoramos por estas cosas, lo cual constituye un retrato claro del perfil de estas personas, que en algunos casos se toman el ridículo atrevimiento de decir que no son machistas. Es como una especie de chantaje emocional implícito sobre lo que te puede pasar si defiendes la igualdad. El mensaje dice "nunca serás atractiva para un hombre".

Pero chaval, quien te ha dicho a ti que ese es mi fin en la vida y la medida de mi autoestima y segundo, que habiendo personas inteligentes por ahí, tengo algún interés en un descerebrado. Anda criatura, si piensas que el chantaje me va a intimidar, ya te digo que trae pa´ca mis derechos y llámame fea.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Anónimo 11,15

Desde luego, las intencionalidad en determinados “intelectuales” cuando tratan el tema de la prostitución, que en el mejor de los casos la apoyan –no quiero pensar que algunos/as vivan del negocio- quedan al descubierto, como auténticos defensores del sistema económico que lo propicia desde los siglos de los siglos.

Las Lilje Deluxe, que disfrutan siendo prostituta de alto caché, que aprovechen mientras su físico se lo permita y abran los ojos, sobre todo cuando dicen que: “Deberíamos tener los mismos derechos que cualquier otro trabajador”. Bastante razonable ¿no creen?”. Que abran los ojos y su intelecto, para darse cuenta que la inmensa mayoría de sus “compañeras” que por no encontrar formas de vivir laboralmente, se someten en condiciones de marginalidad al “llamado oficio más viejo del mundo”.

Los derechos de las “otras profesiones” están siendo tan escasos, que la inmensa mayoría de las personas, sin ser sexualmente, en gran medida también se están prostituyendo.

El intercambiar su fuerza en el desarrollo de una profesión en las llamadas legales, por unos salarios que no dan para vivir, es otra forma de prostitución, que no permite nada más que subsistir.

Ambas prostituciones tienen la misma raid: la acumulación de la riqueza producida entre todos, en manos de unos pocos. Sistema económico que tanto los que defienden la prostitución, como quienes “lujosamente” la practican, son defensores a ultranza del mismo.

Adília dijo...

É natural que nós mulheres tenhamos dificuldade em lidar com o problema da prostituição preocupadas como estamos com os direitos das mulheres, mas me pergunto se não haverá em nós vestígios da hipócrita moral sexual em que fomos criadas que tende a diabolizar tudo o que tem a ver com o sexo e não nos deixa pensar com lucidez e clareza. Isto para dizer que compreendo o comentário anterior já que nos escandalizamos com a hipotetica legalização da prostituição e tendemos a esquecer as terriveis condiçoes de marginalidade em que muitas prostitutas trabalham. Este é um assunto sobre o qual não tenho opinião formada e que ainda estou a investigar e por isso resolvi comentar o seu texto, sem ideias feitas e com abertura de espírito.

Voluntad dijo...

Hola Adilia gracias por dejar tu comentario. Con todos los respetos hacia lo que expones, no estoy de acuerdo. No hay nada de hipocresia moral, ni de problemas con el sexo en la postura abolicionista. Para las personas que queremos que la prostitución sea abolida, el sexo es algo natural, normal y deseable. Pero mira, nunca diríamos que rechazar una violación sexual es un acto de hipocresia moral o de rechazo hacia el sexo, simplemente lo que se rechaza es la violencia del acto. El sexo es algo positivo cuando dos personas por placer o por amor desean tenerlo, pero no hay nada de positivo en pagar por utilizar a una persona, para ninguna de las dos personas. Este es el mismo caso de la prostitución es una actividad en su INMENSA mayoría forzada o inducida, hasta un 90% han calculado las autoridades españolas en este país. Segun los estudios comparativos entre los países que ha legalizado la prostitución como Holanda y los que la han abolido como Suecia, ha quedado demostrado que donde se ha abolido la prostitución ha bajado hasta un 80%. Es un error pensar que la legalización dará más derechos que la abolición, esto también lo dicen los estudios. Además quiero señalar algo que algunas personas desconocen el sistema abolicionista crea servicios de atención a las mujeres prostituidas, no las dejan a su suerte y sobre todo crean un mensaje muy importante en la sociedad: las mujeres no son un objeto que se puede pagar para usar.Como se va a llegar a la igualdad si le mandamos el mensaje a la sociedad de que se legaliza la compra de seres humanos en estos términos. Los estudios sobre personas que han sido prostituidas indican que éstas sufren trastornos psicológicos similares a las víctimas de tortura y veteranos de guerra.Los problemas de las mujeres siempre son relativizados, fijese usted un caso similar la explotación infantil ¿usted la legalizaría para que tuvieran mejores condiciones laborales o diría que debe ser abolida?.Seguramente pensará que la explotación de los niños/as debe ser abolida, ¿entonces por que la de las mujeres no?. Le podría decir muchas cosas más, pero el espacio es limitado. Si quiere puede escribirnos al correo de la asociación y mantemos un debate sobre el tema.

Un saludo.

PD: En este tema cabría destacar que son tres las posturas posibles, abolicionista, legalista y prohibicionista. Lo digo porque a menudo, quien no ha tratado el tema, confunden el abolicionismo con el prohibicionismo.

Expediente X dijo...

Estoy de vacaciones,
con ciertas sensaciones,
un posible bombardeo,
y a leerte, indicios veo,
con Voluntad, aprovecha,
y apunta como una flecha,
tal vez tenga hueco en mi agenda,
que tan ocupado no está el menda.

Mme. M dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo Voluntad, pero quisiera que me epxlicaras la diferencia entre el abolicionismo y el prohibicionismo
Gracias

Voluntad dijo...

Hola, hemos hablado varias veces sobre las diferencias abolicionista y prohibicionista te dejo tres entradas, una de ellas un documento que hemos editado hace poco. Si aun tienes alguna duda escribeme a beauvoirtorrejon@yahoo.es y hablamos. Un saludo.
http://elsegundoxexo.blogspot.com/2006/08/legalizar-la-prostitucin-no-es-de.html

http://elsegundoxexo.blogspot.com/2007/03/leyes-matemticas.html

http://elsegundoxexo.blogspot.com/2009/12/legalizar-la-prostitucion-no-es.html