Publicidad cabecera

domingo, febrero 15, 2009

SIETE DE CADA DIEZ MUJERES DEL ÁFRICA "NEGRA" SUFREN TODA TIPO DE VIOLENCIA INTENTANDO LLEGAR A ESPAÑA

La imagen de las mujeres subsaharianas en los cayucos, embarazadas o con menores, no responde a embarazos deseados, sino que son el resultado de múltiples abusos sexuales.
Uno de los peores males que arrastra esta sociedad, en mi opinión, a parte del machismo, es el racismo. Sin duda, si ahondáramos en ambas cuestiones llegaríamos a la conclusión de que se trata de, en el mejor de los casos; ignorancia y en el peor: explotación consciente.

Vivo en un pueblo en el que hay una representación importante de la comunidad subsahariana y esta noticia, aparecida en la cadena ser, me ha descompuesto el cuerpo por completo. Normalmente me gusta utilizar la ironía y el humor, pero lo cierto, es que noticias como esta no permite ni un ápice de humor. 

De entrada, entre los grupos de inmigrantes subsaharianos, las mafias siempre incluyen varias mujeres para "pagar" sobornos a funcionarios fronterizos corruptos. La travesía de estas mujeres que tratan de llegar a España dura en torno a tres años. Tiempo en el que un 76% de ellas quedará embaraza al menos una vez, con motivo de los abusos sexuales, principalmente de la policía y los militares de Marruecos y Argelia. La media de embarazos por mujer en este periodo de tiempo es de 2,6. El estudio de Women´s Link ha mostrado datos en los que alguna joven ha llegado a tener hasta ocho embarazos. 

A las vejaciones y abusos sexuales de los funcionarios fronterizos se suman la de los países de tránsito; Niger, Mali y Burkina Faso. La ONG ha detectado que en los últimos años ha aumentado el asesinato de las subsaharianas a manos de las redes, que se deshacen de ellas por no ser rentables en la explotación de la prostitución, porque se niegan o bien porque se alarga el tiempo de pasarlas por la frontera y esto tampoco es rentable.

Una vez han llegado a España, el infierno no ha finalizado. Las mafias le piden entre 40 y 50 mil euros. Para pagarlo las obligaran a prostituirse. La media para pagar la deuda: acostarse con al menos diez hombres al día, durante todos los días de dos o tres años.

Women´s Link ha presentado casos de mujeres que llegan a España en estas circunstancias, con avanzados estados de gestación y son deportadas igualmente.

Resulta tan lamentable como penoso, en un mundo donde el dinero y los recursos se van concentrando, cada vez más, en las manos de unos pocos, que en épocas de crisis como la que nos encontramos, la conciencia no nos llegue para más que ver a las personas inmigrantes como "competencia". Que no nos alcance la vista para comprender que es quien tiene los recursos a quien hay que "peleárselos" en lugar de estar ejerciendo inhumana e inútilmente, además, la violencia horizontal.

3 comentarios:

La pistola de Larra dijo...

En ambos casos es fruto de un sistema de valores competitivo en el que "el más fuerte" resulta ser el más protegido, dándose la circustancia de que el ganador siempre es una minoría. Por raza, por sexo, por religión, una cuestión de lucha de poderes.
Vamos a un mundo mejor, es mi esperanza.

Muchas de esas mujeres que vienen con niños por circunstancias que en muchos casos tienen que ver con ser mujere y abusos, salieron de sus lugares de origen tiempo atrás. El largo recorrido hasta llegar a Europa dio lugar en ocasiones a que tuvieran un hijo. Hay que imaginar el calvario que puede llegar a pasar en algunos casos una mujer negra africana para llegar a este país. Siempre solidaridad.

Saludos

Karla dijo...

el machismo no es un racismo de género?
whatever,
una pena grande...que podemos hacer desde nuestra trinchera?
ojalá sigamos haciéndolo

ElHetor dijo...

"Karla dijo...
el machismo no es un racismo de género?"
No, el racismo hace referencia al repudio hacia determinada raza... la raíz de la palabra lo indica. De cualquier modo, cualquier clase de rechazo hacia nuetros semejantes es lamentable.