Publicidad cabecera

viernes, septiembre 05, 2008

YA NO SOY TAN JOVEN Y ESTO YA NO ES DIVERTIDO

Acabo de llegar de vacaciones y hoy, muy a mi pesar, después de haber postpuesto mi decisión cobardemente, una y otra vez; he decidido ser fuerte y ponerme un ratito la televisión.
No tengo palabras. Para describir la programación de la televisión en España, hay que verla. Hace tiempo lo intenté en otra entrada "Que los Reyes sean las madres y los padres no es lo peor: el mito del idiota" y cuando la he releído; ay que pena tan grande me ha invadido. Acabo de descubrir tres cosas, a cual más triste y lastimera:
  1. La entrada es del año 2006. Era joven y lozana entonces.
  2. La programación actual es ¿igual o peor?. No sabría vislumbrarlo.
  3. Me divertí al pensarlo mientras hacia la entrada en el blog. Ya no tiene ni puñetera gracia, por nocivo, pésimo y hasta por aburrida persistencia.
Bien sabe Dios que soy una pecadora y que tampoco pido después de jornadas exhaustivas de trabajo, ni de esta vida cruel, que nadie se ponga a debatir a Nietzsche en la televisión. Pero bueno, alma de pollo, una cosa es una cosa y dos cosas son dos.
Telenovelas, programas de cotilleo, patéticos reality show, violencia, machismo... No me torturen más: piedad, por compasión...

3 comentarios:

Expediente X dijo...

Ya tuvistes voluntad, je, je, para poner la televisión, ahora entiendes por qué la llaman la caja tonta, ja, ja. En fin lo dicho, nos vemos, besos.

Voluntad dijo...

Y como bien sabrás ahora la caja tonta ha adquirido unas dimensiones insospechadas hasta la fecha...tremendo

Expediente X dijo...

Pobrecito quien te trajo tan tremenda caja tonta, je, je,
vendría tan cargado con ella...