Publicidad cabecera

martes, septiembre 23, 2008

LECCIONES DE PROVIDA, A MI NO POR FAVOR QUE SOY PACIFISTA

Desde que la Ministra de Igualdad en España anunció que en el año 2009 habría una ley sobre el aborto y aprovechando que el 28 de septiembre es el día por la despenalización del aborto en América Latina y el Caribe, he leído opiniones de todo tipo en estas últimas semanas sobre el debate.

Las argumentaciones que más me han llamado la atención, sin duda son las que empiezan a desentrañar complejas y oscuras tramas biológicas sobre el inicio de la vida. Me llama poderosamente la atención, que las personas que defienden con más ahinco la postura antiabortista son todas conservadoras y religiosas.

Sobre las primeras decir que su oposición al aborto, como he comentado en el blog no hace mucho, es un simple ejercicio de hipocresía malintencionada. Los valores a los que responde una ideología política o un/a individuo/a son un conjunto coherente en toda su expresión o no son en absoluto. No es posible estar con Dios y con el Diablo y que alguien pueda pensar que nuestras intenciones son buenas. Es absolutamente imposible ser antiabortistas, porque defendemos la vida, y unir a estos valores el belicismo, la defensa de la pena de muerte, el libre uso de las armas, el apoyo a políticas autoritarias, la sanidad privada o la creación de un mundo desigual donde millones de personas mueren en la más absoluta de las miserias. Valores base de las políticas conservadoras.

Sobre las segundas; ¿qué es la religión?, ¿la religión es política?. Nos encontramos en un mundo donde hay mucha información pero poca capacidad, tiempo o deseo de procesarla y analizarla, hasta el punto de unir palabras que deberían ser incompatibles en una misma frase y parecernos hasta que tienen una lógica racional. ¿Pero no es la religión un campo que cultiva la espiritualidad de las personas? y entonces, ¿es esto compatible con la política?. Si entendemos la política como la actividad que organiza la sociedad de un país y la religión la que desarrolla la parte espiritual del ser humano parece de sentido común decir que no. Porque, ¿cuál es el fin de la religión organizar la sociedad, es decir la política o el espíritu?. Entonces, si la religión entra en la política, ¿qué pretende?.

En una sociedad hay tantas personas como maneras de ver y tratar las problemáticas que surgen en su seno. Obviamente, es absolutamente imposible que puedan tomarse todos los puntos de vista. Por eso existe la elección de una clase política que prioriza y legisla y ahí, estemos de acuerdo o no, debemos respetar todas y todos la legalidad de la que hemos dotado a nuestras instituciones políticas. Pero y la religión, ¿se puede imponer?. Se puede obligar a creer o no creer. Y si es así, qué se pretende con esto, ¿que experimente su espiritualidad a la bravas?. Si el fin es el espíritu, este no es un camino factible. Sí lo es si lo que se pretende es utilizar la religión para tener poder político, es decir, económico y controlar a la población de esta manera. Hablemos claro.

Por lo tanto, la religión bienintencionada nunca intentará mezclarse con la política, sino permanecer lejos de ella y está de más decir que jamás intentará adoctrinar ni imponer, porque está en su naturaleza tener que emanar del deseo voluntario de la propia persona. A las religiones y/o personas religiosas aplíqueseles el punto primero con respecto a su conflicto de valores, ya que no soy yo, sino la historia quien les sitúa siempre del lado de los regímenes conservadores e incluso dictatoriales, antagónicos a la defensa de la vida humana.

¿Quién no ha visto alguna vez en su vida a antiabortistas con una fotografía de carácter sensacionalista con un feto?. ¿Se imaginan ustedes que barbaridad sería que las personas que somos favorables al aborto saliéramos con fotografías de las mujeres muertas, a causa de no podre realizarse un aborto terapéutico, por ejemplo?. Porque, si se trata de salvaguardar la vida ¿cuál hay que preservar la de un ser que no ha nacido o la de una que ya está concebida?. En la respuesta de los grupos antiabortistas a esta pregunta está la clave. Ese afán biológico por decidir donde se inicia la vida es una simple cortina de humo, porque ¿no son vidas las que siegan los sistemas económicos conservadores o las religiones que pretenden lucrarse pervitiendo su propio concepto?. ¿No son vidas las mujeres que mueren por no poder realizarse un aborto terapéutico?. Y si nos ponemos a buscar el origen de la vida, ¿no hay vida en cualquier pequeña partícula de este mundo que ninguno de estos dos grupos tiene muchos escrúpulos en no respetar sin rasgarse las vestiduras?.

Entonces es que estamos hablando de controlar la vida de las personas y no de defenderla y esto ya es otra cosa mariposa.

7 comentarios:

azhelem dijo...

Gracias por el link. Del 13 de diciembre al 13 de enero andaré por españa, si realizan alguna actividad: AVISEN.
Besos!

Anónimo dijo...

Me perece que mezclas muchos temas con no pocas ideas preconcebidas.

No todas las personas anti abortistas son conservadoras y católicas.

Hay antiabortistas de izquierdas, ateos y de otras religiones por ejemplo la musulmana.

Hay antiabortistas que abortaron y por lo menos a todas las que he escuchado hablar, no lo pasaron ni lo pasan nada bien despues de muchos años y suelen estar arrepentidas.

Y algún que otro medico que realizo miles de abortos que se ha pasado al otro lado, al lado de la vida.


Todos los conservadores no están a favor de la pena de muerte mas bien de la cadena perpetua para los perores delitos contra la sociedad, que ya no estamos en la España de Franco que parece que tanto añoráis para darles caña a los conservadores.

Por cierto con respecto a los conservadores y el tema Bélico, sabes que bastantes se manifestaron contra la guerra de Irak claro que tal y como calentasteis el ambiente, como para decir en la maifa de que partido eran.


Y ya no te hablo del tema religioso, creo que estas muy cerrada a las ideas que nos son las tuyas.

Que pasa que la gente que practica una religión sea la que sea, no puede expresar sus ideas sobre la vida, faltaría mas, hay algo que se llama libertad de expresión.

Mas bien es que no queréis que nadie con fundamento os pueda rebatir vuestras ideas de muerte en el no nacido.

Y el final con lo de las imagenes de las mujeres que mueren.., eso si que tiene tela.

Cuantas mueren muchas pocas mas de 190 mil..... a no que esos son los niños que se abortan.

Como dicen por ahí sin en España destruyes unos huevos de águila Real que no se sabe si tendrán polluelos o no, te meten dos años en la cárcel, y si abortas acabaran dándote el premio al merito civil.

Tu entrada es el Bla , Bla, Bla de la izquierda anclada en el pasado

Voluntad dijo...

Estimado anónimo: En primer lugar muchas gracias por tu mensaje, aunque la verdad creo que o te has equivocado de entrada o no la has leído en absoluto. Mira la mezcla de ideas preconcebidas se comprende a través de tu intervención absolutamente previsible. Cuando una escribe sobre un tema como el aborto sabe que tarde o temprano aparecerá una persona anónima y hablará de repente de libertad de expresión, dejando completamente atónito a todo el personal. Realizará una intervención despectiva, paternalista y en la que su subconsciente le jugará malas pasadas. Para pedir libertad de expresión y respeto a tu opinión y la de quienes piense como tu, ni empiezas ni acabas nada bien tu post. Aquí nos encontramos ante la primera hipocresía típica del conservadurismo, que ni ha luchado ni da pie siempre que puede a la libertad de expresión, pero luego la exigen para si e incluso entran en una paranoia de que no se la están dando, mientras la está ejerciendo.Impresionante. En segundo lugar creo que te traiciona el subconsciente con ideas preconcebidas, para más inri. En ninguna parte de nuestra entrada aparece la iglesia católica, sino las religiones en general. Por favor, vuelve a leertela. Lo mismo de lo mismo con el tal Franco que lo has sacado tu a relucir, porque te repito, por favor leete la entrada, hablamos no solo de España ya que es el día 28 de septiembre es el día por la despenalización del aborto en América Latina y el Caribe. No me extraña tu opinión hacia el aborto, como un derecho que tenemos las mujeres a elegir. No hay más que ver tu actitud paternalista e inquisitoria alternativamente. Primero hablas diciendo cuantas mujeres se han arrepetido de abortar, al parecer además, conoces un número que te permite hacer un estudio estadístico bien planteado y científico del tema. Esto suena a ese sacerdote que te dice: hija arrepientete y yo te guiaré. Aunque tengas esa visión paternalista hacia las mujeres te diré, que el que una persona adulta se arrepienta, en el caso de que lo haga, de una decisión tomada, no justifica no darle el derecho de tomar sus propias decisiones, ni a esa persona ni a millones de seres humanos.Despues veo la importancia que le das a las mujeres que mueren por esta causa, el comentario que te merece es "que eso si que tiene tela mencionarlo". Bueno aquí queda demostrado una vez más la hipocresía de personas como tú, que la vida que ya está concebida, como es el caso de una mujer y muere, no tiene mayor valor para ti.
Y ya para finalizar y como anecdota, también me parece muy propio el ejemplo que haces sobre las aguilas ...parece el típico argumento de un cazador, muy adecuado para dar lecciones del respeto a la vida.

Voluntad dijo...

Besos para ti también Azhelem, creo que en ese momento no tenemos ninguna actividad pública, pero antes de terminar el año es bastante problable que realicemos un curso en modalidad de teleformación sobre Simone de Beauvoir.

xasto dijo...

Lo ideal es que las pruebas de embarazo no se vendan en farmacias o boticas. Que los embarazos se detecten en Centros de Asistencia Maternofetal, y queden registrados y monitoreados.

Debe expedirse también un DNI fetal. Han de registrarse las identidades genéticas de madre e hijo también. Ya es hora de que el embarazo deje de ser un asunto de la vida privada y el Estado ejerza su tutela sobre el niño intrauterino

Voluntad dijo...

Mire Xasto, creo que leyó el libro de George Orwell, 1984, pero no supo comprender lo que el autor quisó transmitir. Su propuesta en pleno siglo XXI carece de la más mínima lógica o racionalidad para poder realizar ningún tipo de comentario serio al respecto.

Lau Fu dijo...

¡Es impresionante "la calidad" de los argumentos para oponerse a un legítimo derecho de las mujeres para decidir sobre sus vidas y sus cuerpos! Parte de la cruel realidad está en el siguiente enlace, y no en moralinas patriarcales.
http://www2.ohchr.org/english/bodies/hrc/docs/ngos/HRW-Nicaragua-92nd_sp.doc