Publicidad cabecera

martes, agosto 21, 2007

RECOLECTORA DE FRUTAS

Al parecer al departamento de neurociencia de la Universidad de Newcastle, en el Reino Unido, le sobra el dinero o está aburrido en periodo semivacacional.

Un estudio publicado por la universidad inglesa dice que a las mujeres les gusta más el rosa y a los hombres el azul. Antes de empezar a preguntarme cuál es el motivo por el que se realizan este tipo de estudios y se les da preferencia sobre otros, he tenido a bien hacerme eco de esta noticia publicada de manera especialmente entusiasta por los periódicos "ABC"y "La Razón". Para que luego no me llamen sectarea.

Quizás sea mi gran desconocimiento e ignorancia sin límite, pero me pregunto porque el estudio en cuestión dice que universalemente mujeres y hombres preferimos el azul y sin embargo concluyen diciendo que las mujeres prefieren el rosa. ¿?. Ya en primero de Ciencias Políticas, en la asignatura de estadísticas, te explican que lo errores en el resultado de éstas se puede dar por no hacerse las preguntas adecuadas. Claro que hay veces que también se hacen estadísticas con las preguntas equivocadas porque lo que se pretende es simplemente avalar una conclusión ya escogida anteriormente.

Cualquier persona seria pensaría que la conclusión y puesto que dice el informe que todo el mundo, mujeres y hombres, prefieren el azul, ese debería ser el enunciado final. Pero no, parece que el estudio lo que trataba es de consolidar diferencias entre los sexos. Para ello se dice que aunque las mujeres también prefieren el azul sobre el rosa, resulta que hay un nivel de mujeres algo más bajo que prefieren el azul y que esto demuestra que no se debe a una cuestión cultural sino genética. ¿?. Continúa el estudio del verano alegando como prueba concluyente que esto se debe a que las mujeres eran recolectoras de frutas, cuando se inició la división sexual del trabajo, y el hombre cazador. Las mujeres al parecer prefieren entonces el rosa, aunque en realidad prefieren según el estudio más el azul, porque las labores de recolección haría que se fijaran más en los colores de las frutas maduras, cercanas en tonalidad al rosa y rojizo. Vamos que después de trabajar durante horas, como hacía años en una imprenta cuando veía el color blanco de hojas, sobres o demás, os puedo asegurar que me producía un rechazo casi depresivo, que creo que es una reacción también neurológica. Sin embargo en este estudio tan extraño todo parece al revés. Tampoco tienen en cuenta el rechazo que culturalmente se les hace sentir a los hombres por muchas cualidades atribuidas a las mujeres de manera artificial, como es el color rosa. Ande busque a usted un grupo de mocetones para una encuesta que le digan que les gusta el rosa y no se sientan avergonzados por ello. A ver cuantos encuentra. Y después va y concluye que lo cultural no tiene ningún tipo de incidencia.

Yo no sé si ahora que hemos vuelto de vacaciones esta el personal en Newcastle muy aburrido o cabreado pensando en como se lo estarán pasando quienes aun disfrutan de ellas, pero si no es esto bastante se le acerca la poca seriedad del estudio.

PD: Como "La Razón" ilustra la noticia con una fotografía de Claudia Schiffer de rosa como prueba irrefutable, aquí les pongo otra de azul también como prueba indiscutible.

PDII: ¿Para que habremos vuelto de vacaciones ni yo ni el departamento de neurología del Newcastle?. Una pena.

7 comentarios:

Jesus Gabriel dijo...

Te hacía recolectando por otros lares. ¿Ya estás aquí?

Anónimo dijo...

Este estudio debe pertenecer a esto que se da en llamar el I+D

Voluntad dijo...

Estoy por aqui pero ya veremos lo que duro. Mandame un correo que he perdido tu mail y me dices donde andas tu.

Expediente X dijo...

Uy esperemos que dures y dures como las pilas alcalinas, je, je,
ando liado ya te contaré, por cierto, yo, la verdad que ni rosa ni azul, prefiero el rojo, no sé por qué... otro Expediente X. Además el rojo combinado con blanco o negro queda muy bien.
Es mi opinión, en cuestión de gustos ya se sabe. HASTA PRONTO.

Voluntad dijo...

Ay Expediente X, picarón, que has publicado una entrada en tu blog que queremos saber las causas que te llevaron a abrir ese debate...

Áureo dijo...

existe algún mocetón, más ordinario que un bocata de chapas, en este caso de botellas de cerveza, que también utiliza como prendas de vestir, de vez en cuando, el color rosa. Y la verdad es que haciendo memoria, un colega de los que presumen ser muy etéreos, más pequeño él que la sombra de un agujero para jugar a las canicas, cuando me vio tuvo una exclamación algo así como, ¡Ay Dios, como bienes hoy!....

Si me fastidia una cosa, es que el color rosa no me hace tan atractivo –creo yo- como a Claudia Schiffer el azul. ¡¡Sin risitas, eehhhh¡¡. También tengo que decir que utilizo el azul más que el rosa.

No entro a valorar el celebre estudio, si se le puede llamar así, ni la tendenciosidad del mismo, así como la intencionalidad de su utilización por los medios de comunicación que se han hecho eco de el. Está claro que los seres humanos, males o females,
-este anglicismo nos diferencia menos- somos nosotros y nuestras circunstancia, nuestros hábitos, usos y costumbres y sobre todo en estos temas, las modas que se implantan. Este estudio no sirve ni para una campaña de marketing, porque está claro que cualquier mortal, paseando por la calle se da cuenta que los dos colores son utilizados por ambos sexos en una proporción más o menos, que al parecer se da en el estudio. No hay que olvidar que desde recién nacidos, la sociedad nos empieza a encuadrar entre los dos colores, y si no, observemos de que color es la prenda de vestir que se regala a los niños/as: azul para los nenes, rosa para las nenas.

Hace medio siglo, cuando una joven se ponía pantalones, los calificativos que se les decían eran la reost…. Y la verdad es que el sexo female, por lo menos para mí, con la utilización de esa prenda supuestamente varonil, ha ganado en atractivo. ¡¡Coño, están mejor que con el cancán¡¡. Me supongo que los escoceses con sus falditas, tendrán su atractivo también.

…. En fin, desproporcionado la utilización de presupuesto para este estudio, aunque haya sido de un solo penique, porque está claro que estos colores crean tendencias, no son exclusivos de uno u otro sexo. Están muy fijados en la mente de todos/as y para muestras dos ejemplos, los colores que predominan y que han ido cambiando en el PP, azul y naranja pálido; y en el PSOE rojo/rosa y azul. Por algo será.

Está claro que lo que se pretende es marear la perdiz, pero esta ha cogido un vuelo bastante recto, y no hay quien la pare.

Voluntad dijo...

Qué alegría que estés de vuelta Aureo.

Abrazos.

PD:Soy testiga directa de que el rosa te queda muy bien.