Publicidad cabecera

lunes, enero 15, 2007

ESTO PASA POR SER MUJER

No podemos seguir consintiendo actuaciones como las que os voy a relatar:

Actualmente voy a rehabilitación por problemas de columna y tras darme el calor y los ondas microondas por fín llega el masaje, el momento del día en el cual me relajo, alivio tensiones y desconecto por unos veinte minutos del mundo. Para mi sorpresa irrumpe una de las rehabilitadoras para decirle a un compañero (que es el que me está realizando el masaje) que por favor atienda a un cliente que acaba de llegar por que cada vez que tiene que darle el masaje la "toquetea" demasiado, en esos momentos todos los musculos de mi cuerpo se tensan y se me ponen los pelos como escarpias y además me pregunto ¿hasta cuándo vamos a tener que soportar este tipo de abusos sólo por el hecho de ser mujer? ¿es justo que tengamos que pedir ayuda a otros compañeros simplemente por que no nos ven como unas doctoras sino como simple objetos sexuales?, como podeís imaginar no me pude quedar callada ante semejantes despropósitos y por su puesto le dí unos cuantos consejos a la "compañera", pero lógicamente y para salvagurardar su trabajo, lo único que pudo hacer fue esconderse mientras le decían al sujeto que ya estaba con otro/a cliente/a. Desgraciadamente a ella también le hubiera gustado "arreglarle la espalda".

6 comentarios:

Voluntad dijo...

Pues tengo yo un día que también le arreglaría la espalda y no soy rehabilitadora. No te digo más.

julia dijo...

Una cosa que me pongo a pensar en cuanto leo esto: ¿ y por qué esa pasividad?
A ese tipo, la masajista lo coloca en su sitio.
El respeto pasa primero por darnos a respetar. Pero es que tal cual está contado, ella no lo hizo sino que vino a buscar ayuda o cobijo de otro varón.
No sé.

Creo que ella merece poder hacer el trabajo y el tipo merece que lo pongan en su lugar...no que le disimulen sus "afanes".

Voluntad dijo...

A veces la gente se acobarda por no perder el trabajo y de esto se aprovechan este tipo de elementos.

Anónimo dijo...

Cuando la sociedad deje de presentar a la mujer como objeto sexual quizás nos podremos preguntar si es posible que los machitos dejen de tratar a las mujeres como tal cosa. Qué se puede esperar, si , por ejemplo hoy en el apartado de moda de una de las dominicales de uno de los periodicos importantes (no recuerdo si el norte o el Pais) en la sección de moda saca a una chica con solo zapatos y sombrero? Y esa es una revista dedicada al publico en general. Cuantos tios se ven en las mismas?

Cuando el porno cambie igual la mentalidad de esa panda de burros también cambia. (Afortunadamnte aun hay gnte que sabe ver mas alla, pero es muy poca...)

Cuando la gente sepa ver que la gente no solo tiene una identidad, que se puede ser muchas cosas, quizás eso cambie. Y tambien cuando las mujeres dejemos de esforzarnos por ser objetos sexuales... porque joer... creo que hay algunas que se objetivizan a sí mismas. Y eso está muy bien en ciertos contextos, pero si te dedicas a hacer pelis porno machistas por dinero luego no pidas que te valoren por algo más que como te desenvuelves en el sexo (por no decir burradas)

Saludos

Simone de Beauvoir dijo...

Comparto casi todas las reflexiones que haces. Sin embargo difiero de alguna; que pensemos que el hecho de que las mujeres hagan porno da derecho a convertirlas en objetos sexuales.Quiero poner una reflexión sobre la mesa: ¿por qué a los hombres que hacen porno no se les considera objetos sexuales. Sin duda, aquí entra la conciencia social que nos hace pensar que las mismas cosas hechas por un sexo opor otro no son enjuiciadas de las misma manera.
Es cierto que algunas mujeres se objetivizan, pero yo lo veo como parte de una cultura en la que nos educan. Luego a partir de ahí, hay quienes intentamos reeducarnos y quienes tienen más valentía para romper los roles. En todo caso, pondría más el peso de la culpa sobre la cultura y educación que se nos da que a las personas que se limitan asumirla. De ahí hacia delante, siempre tenemos como personas individuales nuestra responsabilidad en intentar cambiar las cosas aunque sea un poquito y en la medida en que nos sea posible.

mariajesus dijo...

Si examinamos la publicidad, un tanto por ciento muy alto, aún nos tratan como simples objetos sexuales, amas de casas, buenas mamás y buenas trabajadoras, ellos son los que compran coches, usan un perfume que "nos marca el camino", van a los bancos, y dicen piropos... la cultura de este país sigue teniendo mucha culpa...


Sobre lo del porno.. alguien ha visto una peli para mujeres pornográfica, yo no, sólo para hombres