Publicidad cabecera

lunes, diciembre 18, 2006

ANTES MORIR QUE PERDER LA VIDA ( COMO LOS ÁRBOLES TE IMPIDEN VER EL BOSQUE EN LA ARGENTINA)



Después de España, es Argentina el país que más visita el blog, lo he constatado también a través de los correos que nos han enviado otras blogger desde Argentina. Esto me ha hecho recordar un viaje que hice a Buenos Aires.

Cuando oigo la palabra Argentina se me vienen a la mente varias cosas de manera automática: las madres de la plaza de mayo, psicología, che pibe, la constatación viva de que los árboles no dejan ver el bosque y una historia de calabazas.

Algunas de las cuestiones, como las madres de la Plaza de Mayo, psicología o el che pibe, están más que de sobra explicadas por si mismas. Sin embargo si podría contar que una tarde buscando una dirección de Buenos Aires, me tope con el Palacio del Congreso de la Nación, una obra de estilo grecorromano realizada por Victor Meano, para quien guste de la arquitectura. Debo reconocer que de igual manera que soy muy observadora, también cuando me abstraigo no hay quien me haga volver en mi...El caso es que estaba yo allí totalmente absorta con tan maravilloso descubrimiento arquitectónico, cuando de repente me di cuenta que alrededor del Palacio había colocadas unas horrendas vallas metálicas que debían tener al menos un par de metros de altura. Me quedé mirando las vallas y pensando a quien se le habría ocurrido semejante estupidez :rodear una construcción clásica con una vallas metálicas. Fue entonces cuando viví en mis carnes el significado de que a veces los árboles nos impiden ver el bosque. Cuando fui capaz de ver más allá de las vallas, distinguí medio cuerpo de los antidisturbios de la policía bonaerense detrás. Pensé que sería mejor que no mirara para el otro lado para constatar lo que me estaba temiendo,ya que unos minutos antes me había cruzado con una manifestación de piquteros/as. Pero claro, ya se sabe que las personas nos encanta hacer lo que no debemos y allí estaba yo girando la cabeza cuando vi venir la susodicha manifestación. Por los artilugios que llevaban en las manos, siempre me quedó la duda de si era una mani de piquetes o de sotas de bastos. En estos casos una piensa como demonios se ha metido en semejante lío sin haberse dado cuenta, empieza hacer propósitos de enmienda que luego cuando salva el pellejo olvida instantaneamente.

Por otra parte, os dejo el testimonio de un día más tranquilo a través de la foto de un centro cultural de las madres de la plaza de mayo. Antes de ir a Buenos Aires, desconocía la red cultural que han creado las madres: desde bibliotecas, centros culturales hasta de formación. Qué hermoso proyecto nacido de la memoria de hijas e hijos revolucionarios.Desde aquí todo mi respeto al trabajo de las Madres de la Plaza de Mayo, y a título más personal pedir disculpas a una de ellas porque una vez, he de decir, que usurpe su nombre para hacer una declaración de amor. No puedo decir que tuviera el atenuante de ser demasiado demasiado joven entonces, así que, confío en que sabrá comprender que fue por una buena causa...

4 comentarios:

javierM dijo...

Hubo un tiempo donde el congreso no estaba rodeado de esa valla, que es una metáfora de la política argentina y uno tiene la sensación de que la pusieron allá para proteger al pueblo de tanto corrupto que se sienta en las bancadas de dentro.

Tuve la "suerte" de conocer una acampada de cientos de días de maestros que reivindicaban una educación más justa. Maestros que ganaban 400 dólares del momento (donde un café costaba 1,50) y Cavallo insistía en su milagro económico de la convertibilidad que les llevó a la ruina y tener que encerrar al congreso en un corralito de metal.

Y conocí a Hebe, por cierto, un jueves lluvioso donde me invitó a una charla de un zapatista en la casa de las madres de mayo.

Simone de Beauvoir dijo...

Qué suerte poder haber conocido a Hebe. Cuando yo estuve en Buenos Aires ella se encontraba en Venezuela apoyando la reelección de Chávez. En ese mismo centro de la foto, se proyecto un documental sobre Venezuela y el mismo día del descubrimiento de las vallas se produjo una concentación frente al Palacio del Congreso para apoyar a Chávez. Desde luego aquellos días la capital argentina respiraba aires venezolanos.

gonzalo dijo...

Me gusta ese titular y comparto la crítica que haceis de la TVbasura tipo "gran hermano", "tomate", etc.
Con lo que no estoy de acuerdo es con el "feminismo" como filosofía. (¿por qué no "hembrismo" para contraponerlo a "machismo"?) Es una forma de acentuar la "guerra de sexos". Por eso hay más crímenes contra las mujeres que, por ejemplio, en la epocas de Franco. A mi me educaron, como a todo cristiano europeo, que maltratar a una mujer era indigno e impropio de hombres, la ascción máas vil, canallesca y cobarde. Hoy "con la igualdad" da verguenza la degradación pornográfica contra la mujer que puede observarse en internet... Las mujeres han salido perdiendo con el feminismo...
Y como dato que puede ser falso, pero lo he oido: Dicen que Simon de Beauvoir le proporcionaba chijas jovencitas a su "compañero"
Jean Paul Sartre, un "filósofo" para mí tremendamente antiejemplar y obsesionado con su "ateismo".
En la llamada "·Nueva Derecha" de Allaein de Benoist y otras sociedades culturales hay una muy
vanguardista y autenticamente defensora de la dignidad de la mujer. Incluso el Cristianismo es la religión mundial que más ha hecho por la dignidad de la mujer.
Yo, modestamente,les remitiría a que lean en www.tresmontes.wordpress.com y creo que en www.jrania.wordpress.com
una carta que un tal julio escribe a marta salazar bajo el post el "manifiesto del guerrero"

Voluntad dijo...

Buenas noches Gonzalo, lamento que no comparta la filosofía feminista y desde el respeto que me merece su opinión, aunque sólo sea por el tono empleado, le diré que pienso que realiza una mala interpretación. A mi personalmente, no me preocuparía que a machismo se le contrapusiera hembrismo como antónimo. En su momento busqué el término en la RAE y aunque no aparece, ya le digo por mi no habría problema. Lo que si no tiene lógica es cambiar el término hembrismo por feminismo porque no tienen nada que ver.

Desafortunadamente y a pesar de los años, el feminismo y las personas feministas, siempre tenemos que empezar aclarando que el feminismo es una filosofía que tiene como objetivo la liberación de la mujer, en palabras de una feminista norteamericana "no quiero que la mujer tenga poder sobre el hombre sino sobre ella misma".

Saberse ciudadana de pleno derecho y ejercerlos como tal, sólo puede ser tomado como guerra de sexos, por quien quiere excusar su comportamiento detrás de otras personas.

No tengo datos estadísticos, como usted parece manejar, que prueben que existen más muertes debido a la violencia de género ahora que en la época del mencionado señor bajito con medallas, pero la racionalidad me dice que de hecho, en la época del chiquitín este delito no se consideraba como tal, por lo que los datos que usted ha debido estudiar son de dudosa credibilidad.En tanto, que algo que no considera delito no es denunciado ni contabilizado como tal.

Sobre la educación cristiana que usted ha recibido y que no dudo, al parecer es absolutamente diferente a la que recibi yo en este mismo país, en referencia a la mujer y otras cuestiones que no vienen ahora al caso.

No conozco que es lo que entiende por dignidad, por lo que en este caso lo único que puedo decirle, es que ningún tipo de religión ha hecho nada en absoluto por dignificar a la mujer. No nos engañemos, ese, no es el objetivo de las religiones.

Sobre la derecha o la izquierda, independientemente de mis tendencias políticas, le diré que el machismo es una cuestión cultural que ha afectado y afecta a personas de todo tipo y clase, no piense usted, que en este aspecto, voy a defender a quien no lo haya merecido.

Mire, estas cosas sobre Sartre; a usted le puede parecer una obsesión su ateismo como a otras personas podrían parecerle una obsesión su creencias religiosas. Sobre lo otro creo que ni merece la pena, los detractores de Simone de Beauvoir siempre han intentado presentarla como una especie de "subordinada" a Sartre, que por supuesto no comparto. Creo que en esas "leyendas" ha habido parte de maldad y parte de prejuicio machista que impidió reconocer la dimensión intelectual y personal de Beauvoir.

Gracias por las recomendaciones.

Para finalizar,una reflexión:
¿Por qué el porno degrada a la mujer y no al hombre?. Piénselo.